Comparece titular de Seguridad Pública ante el Congreso

En virtud de que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), desechó el recurso de impugnación que presentó el ciudadano, Rafael Galindo Martínez, quien interpuso una queja ante el organismo local por la supuesta agresión de policías estatales hacia su persona, el secretario de Seguridad Pública, Enrique Alberto Sanmiguel Sánchez, reiteró que la dependencia estatal no puede aceptar la recomendación emitida en contra de la SSP, el pasado 1 de julio de 2015, misma que en su momento tampoco fue admitida por el entonces titular de la Dependencia, Raúl Pinedo Dávila.

Durante su comparecencia en el Congreso del Estado para la atención de este asunto, el funcionario estatal, explicó que la CNDH concluyó “que derivado de las contradicciones que se advirtieron en las circunstancias de tiempo, modo, y lugar, en las que Galindo Martínez fue lesionado, este organismo nacional no pudo establecer la identidad de las personas que los agredieron físicamente, por lo que no contó con elementos suficientes para acreditar las violaciones a sus derechos humanos, a la integridad, seguridad personal y trato digno”.

Sin embargo, Sanmiguel Sánchez, mencionó que estarán atentos a las determinaciones que emitan las instancias jurisdiccionales, toda vez que el juez primero de lo penal en la ciudad de Colima no ha dictado sentencia, respecto al acta de investigación que se le consignó el 26 de agosto de 2016 por los supuestos delitos de abuso de autoridad y lesiones y el Tribunal de Justicia Administrativa no ha resuelto la solicitud de Responsabilidad Patrimonial del Estado, que promovió Rafael Galindo, el 3 de mayo de 2017.

El Secretario de Seguridad Pública abundó que la recomendación emitida por la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, no fue aceptada desde un principio, en virtud de que en esa fecha se encontraba en etapa de investigación, dentro de la entonces Procuraduría General de Justicia del Estado, los hechos y en consecuencia la responsabilidad de los elementos de la Policía Estatal Preventiva no había sido determinada por la autoridad competente.

Es pertinente recordar, que el 10 de noviembre de 2013, elementos de seguridad privada de un restaurante-bar, ubicado en los terrenos de la Feria de Colima, entregó a la Policía Estatal, al ciudadano, Rafael Galindo Martínez, quien había participado en una riña al interior del establecimiento.

Tras la riña y la detención de la persona, éste se encontraba con una fractura proximal de tibia izquierda, por lo que fue intervenido quirúrgicamente.